Entrevista a Alberto Villalón
flickr:3396422981
Rocio Ruiz, Alberto Villalón, Ingrid Espinoza y Claudia Palma

DATOS GENERALES DE LA HISTORIA DE LA BIBLIOTECOLOGIA

Fue por los años 1940 cuando la Fundación Roquefeller financia becas para estudiar Bibliotecología en los Estados Unidos. Considera que es un error enviar a estudiar allí a personas que no saben el idioma.

La Fundación Roquefeller, en el año 1948 trae a Chile un matrimonio norteamericano, él se llamaba Edward Heiliger, a dar los primeros cursos de Bibliotecología, organizados por Don Héctor Fuenzalida, Director de la Biblioteca Central de la Universidad de Chile. Entre las asistentes a estos cursos están Luisa Arce y María Bustamante quienes luego van a Estados Unidos a perfeccionarse, aunque sin hablar inglés. Ellas, con don Alberto Villalón son los primeros en formarse en la Carrera a nivel profesional.

Al año siguiente este matrimonio vuelve a dictar nuevamente sus cursos para funcionarios de la Biblioteca Nacional de Chile, los alumnos eran menos de treinta personas.

DATOS PERSONALES

Vocación de Bibliotecario: A los 6 años gana su primer sueldo, de 2 pesos como viandero y, en lugar de gastarlos como cualquier niño de nuestra época, va a la librería y compra tres libros: El Quijote para niños, un Diccionario pequeño y una novela de Peter Bi Cain que se llama “El Triunfador” que sobre un hombre que pierde un brazo en la primera guerra mundial pero logra salvar todos los obstáculos, en una empresten la que se presenta como candidato es sometidos a una serie de pruebas y él las va superando todas. ¿Por qué “El Quijote para niños”? Seguramente oyó en su casa hablar a su mamá o a su hermana mayor hablar sobre el Quijote.

*Libro favorito: La Biblia, es el libro más completo de la historia, en él hay de todo, cosas buenas y cosas malas.

Estudios de Bibliotecología:

El Estudio de Bibliotecología en los Estados Unidos corresponden al 5º año del collage (4 años de Universidad para obtener un bachillerato), es decir un segundo bachillerato en un año, con un 6º año se daba el Master, para inscribirse al doctorado había que tener dos Master, le aceptan el título de Abogado como equivalente a un Master y con el Master en Bibliotecología le permiten acceder al Doctorado en Ciencias Bibliotecarias.

En Estados Unidos la Carrera de Bibliotecología es muy importante ya que hubo grandes hombres que le dieron prestigio a la Carrera y porque corresponde prácticamente a un título de Postgrado

Primer trabajo como Doctor en Bibliotecario en Chile: El 2 de diciembre de 1948 se incendia la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, incluida su Biblioteca. El Gobierno Americano, por medio de la Fundación Rockefeller le ofrece ayuda al Gobierno de Chile, consistente en un arquitecto, para ayudar en el diseño del plano de la nueva Escuela y un Bibliotecario para la reconstrucción de la Biblioteca.

Curiosamente, cuando tenían casi elegida a una Bibliotecaria norteamericana que hablaba español, se enteran que él está terminando sus estudios en Michigan y la Fundación Rockefeller le ofrece trabajar en la Facultad de Medicina pero él les dice que es abogado y que no sabe nada de Bibliotecas médicas, que él es especialistas en Bibliotecas de Derecho, entonces ellos le ofrecen una beca para que visite las principales Bibliotecas de Medicina de Estados Unidos, entre ellas las Nacional Library of Medicin, entonces acepta.

Participación en la Escuela de Bibliotecología:

Don Héctor Fuenzalida le llama a organizar formalmente una Escuela de Bibliotecología, la cual se crea “entre gallos y media noche”, sin permiso del Rector ni nada. Comienza con un cursito de un año, luego se alarga a cinco semestres, y cuando se le presenta al Consejo Universitario, estos se dan cuenta que se había creado una Escuela sin su autorización, pero no les queda más que aceptarlo.

Cuando se le envía el Proyecto de crear la Escuela al Patrono de la Universidad de Chile, el Presidente de la República, en ese entonces Don Jorge Alessandri, este había iniciado una campaña de ahorro, evitando los gastos superfluos, por lo que dice NO en primera instancia ya que no acepta crear nada nuevo. Entonces hubo que explicarle que se trataba de crear una Escuela nueva pero que no era nueva, que ya estaba funcionando “de hecho” entonces Jorge Alessandri firmó el Decreto y se creó la Escuela.

Como profesor de la Escuela Alberto Villalón impartía las asignaturas relacionadas con la Introducción a la Bibliotecología, que era todo un vistazo general a la Carrera, desde la legislación hasta la preparación de los Bibliotecarios, para explicar qué es la carrera y tener una visión global de esta. Como había muy poco material sobre la Carrera en español él utilizaba un libro de argentina María Josefa Sabor y la Introducción al Dewey de Melvin Dewey, en un Inglés muy extraño ya que Dewey era partidario de un Inglés fonético y en este escribe su obra.

En 1959 el Sr. Villalón se hace cargo de la Escuela, entonces las Sras. Luisa Arce y María Bustamante daban casi todas las asignaturas, que eran principalmente catalogación y clasificación, una visión muy corta de lo que es la Bibliotecología.

Visión de la Bibliotecología chilena

El campo laboral de los Bibliotecarios en el país fue creciendo paulatinamente con el tiempo. Se fue dignificando la Carrera.

ANÉCDOTAS

“El Sr. Héctor Fuenzalida no era Bibliotecario. Cuando queda viudo, el Rector de la Universidad de Chile y amigo personal suyo, Sr. Juvenal Hernández, para consolarle le propone estudiar en el extranjero y al volver lo nombra Director de la Biblioteca Central de la Universidad de Chile”

"Cuando el Sr. Alberto Villalón se encuentra trabajando en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, traslada la antigua Biblioteca al nuevo edificio, el Decano de la Facultad le dice: “Doctor Vacaro, ¿Cuántos días hay que cerrar la Biblioteca?” El le responde: “Ninguno, mientras los lectores están en la vieja Biblioteca empezamos a trasladar libros a la nueva, y cuando esté hecho el traslado le decimos vayan a la otra” Así lo hicieron y no cerraron ningún día, comenta que fue un bonito trabajo, todo se hizo a mano. Había libros que bajar de un segundo piso y descubrieron que se podían meter en un canasto y tirarlos por un resfalín (ja, ja, ja)"

"El incendio que afectó la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile ocurrió el día 2 de diciembre de 1948. Desde entonces hay una gran preocupación por reconstruirla, y de la mejor forma posible. La Biblioteca estaba compuesta de 200.000 volúmenes de los cuales. Los EEUU reaccionan sin demora y envían un bibliotecario:

“…La donación de la Fundación Rockefeller para reconstruir la Escuela de Medicina será:
a) Dará $9.600 US para pagar el sueldo de un bibliotecario preparado, por dos años.
b)Donación de $ 1.450 US para que este bibliotecario visite bibliotecas médicas extranjeras y pagar pasaje desde los EEUU a Santiago.
c) Becas al personal de la Biblioteca de la Escuela de Medicina para prepararse en el exterior
d) Cuando la Escuela habilite un espacio, la fundación donará equipos para fotografiar y leer microfilmes.
e) La fundación no puede facilitar la estantería”
“Con los fondos de la Universidad de Chile:
a) El Sr, Villalón se desempeñara como director técnico de la b central de la Escuela de Medicina por un lapso de 2 años.
b) Deberá estar investido del maximun de atribuciones para que lleve a cabo la reorganización de la biblioteca sobre bases modernas.
c) La facultad de biología y ciencias medicas designara 3 profesores para asesorar en su función y faciliten su misión
d) Dada la importancia de este convenio con la información el Decano tiene mucho interés en facilitar el desenvolvimiento del director técnico porque de esto depende la concecusión de nuevos aportes, en especial a lo que se refiere a elementos técnicos”

"La Fundación Rockefeller trae a Heiliger a dictar cursos para la Biblioteca Nacional de Chile. Se produce un hecho curioso, ya que al momento de dar un diploma a los funcionarios se encuentran con que 6 de ellos solo tienen los estudios primarios y no cuentan con los secundarios, requisitos para obtener un título otorgado por la Universidad. Al plantearse este asunto al Rector de la Universidad de Chile Sr. Juan Gómez Milla este responde: “La historia no se hace para atrás, denle los títulos”, así hubo seis personas en Chile que sin haber pasado por secundaria obtuvieron su título universitario"

"Cuando se crea oficialmente la Escuela de Bibliotecología se organizan los expedientes de todas las personas que habían realizado cursos de formación desde Heiliger hasta entonces, y se detecta la creación de un expediente falso, asunto que nunca se logró aclarar en la Oficina de Títulos."

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License